Cuándo el bebé prueba su primera tarta... Sesiones Smash Cake

25.05.2020

¿Os habéis preguntado qué cara pusisteis el día que probasteis vuestro primer pastel?

Seguramente nadie de la familia lo recuerde, imposible almacenar todos los recuerdos de nuestras primeras sensaciones... ¿Imposible? 

Con las Sesiones de Smash Cake o también llamadas Sesiones del Primer Añito podemos dejar esos recuerdos grabados en nuestra retina para siempre.

La primera vez que nuestro bebé prueba una tarta, sus caras, sus expresiones... Incluso ¡su primer subidón de azúcar!

Pero ¿cómo se realizan las Sesiones Smash Cake?

Pues muy fácil, sólo nos hace falta un bonito escenario, un conjunto de ropa para la ocasión (Puede ser un body, un tutú para las niñas, unos jeans o un culetín para los niños), y si además se acompaña con un gorrito, una corona a juego, unos cuantos globos de helio y una tarta deliciosa... El éxito está asegurado.

Y es que, aunque cada bebé es un mundo y nunca sabes qué te vas a encontrar una vez metidos en harina, lo cierto es que al final siempre surgen situaciones divertidas, gestos cómplices y espontáneos que nos sacan una carcajada.

A veces, en las Sesiones Smash Cake, los bebés experimentan con la nata pintando en el suelo, en otras ocasiones sacuden la tarta como si fuera un tambor y la nata sale despedida en todas las direcciones. Hay quienes tocan la tarta con todas las partes de su cuerpo... Con las manos, con los pies, con la cara...

Yo intento que antes de empezar la sesión tengamos unos minutos para que el bebé coja confianza y se sienta tranquilo, porque esto que para nosotros es una tontería para ellos les abre de pronto todo un universo de sensaciones, y lo hace en un entorno que para ellos no deja de resultar extraño... Por eso, dejarlos que tomen su tiempo y que se sientan tranquilos y seguros es fundamental. 

Si el bebé se siente extraño y necesita los brazos de papá o mamá, hay que atender sus deseos, y no forzarle... La tarta puede esperar, y realmente, si la cosa va bien enseguida tendremos un montón de fotografías.

Es por eso que los papás deben de traer una muda de ropa para ellos también, porque casi seguro tendrán que coger a su bebé embadurnado de nata.

Y cuando la sesión termine, yo tengo preparado todo lo necesario para que el bebé se vaya a casa reluciente, así que eso no debe ser un motivo de preocupación.

Pero lo mejor es verlo con tus propios ojos... Así que si quieres ver cómo se hace una Sesión del Pastel, puedes ver el vídeo de Sofía y su Smash Cake: